saboreo la esencia que conservan mis labios después de una jornada con más de una noticia:

el anciano don manuel ha decidido adelantar las elecciones (falta menos tiempo para que las cosas cambien en galicia? jejeje, ya, ilusa que es una)

me puedo casar con quien me dé la gana. vale, por ahora no es mi intención y, hasta ahora, mis apetitos sexuales se enfocan a varones, pero es genial saber que personas que no están en mi situación pueden decidir sobre sus vidas de la misma manera. enhorabuena a los que antes eran discriminados legalmente y ahora ven una barrera menos 😀

me puedo divorciar (habiéndome casado antes :P) si, simplemente, no soy feliz con mi pareja. me parece estupendo no tener que dar razones a personas ajenas a mi relación. si hasta parece que suceden cosas razonables en este país…

simpático el detalle de que, en la boda, el oficiante de turno te comente que es obligatorio compartir las tareas domésticas. me ha descolocado un poco. O_o

también hoy he descubierto que los cambios climatológicos me están, literalmente, tocando las narices

hasta la vuelta del fin de semana. abrigaos, que pega el frío…

Anuncios