el tiempo, los estados anímicos, las situaciones personales, nuestro propio aspecto… y es que nunca nada es igual que fue. lo que sí que es cierto, es que los hay que se curran las progresiones…

Anuncios