la conocí hace un par de semanas y me pareció agradable, aunque dentro de lo normal. esas normalidades a las que nos acostumbramos con el tiempo. llegaron los temores: y si las cosas no van bien? porque… tendrá fallos y con el tiempo y el roce se irán agravando.

el pasado jueves me dio una grata sorpresa. lo que se suele llamar una alegría para la vista. la puse a prueba y superó las dificultades con creces. mi nueva impresora me ha regalado una más que decente impresión fotográfica sin márgenes.

Anuncios