bah, realmente es un chino cudeiro y viene del colegio con su “yakizashi”. canta con una voz estridente, acabando cada estribillo (que siempre es el mismo) con un ridículo y agudísimo “ÑIIAAAAAAAAAAA”. antes vestía un uniforme de colegio de monjas, pero se reían de él en el parque y decidió cambiar los colores de su ropa por otros menos discretos.

japo

Anuncios