las fechas están a la vuelta de la esquina y ellos cada vez quieren cosas más sofisticadas. los niños de hoy en día piden móviles y videojuegos. los muñecos de toda la vida están de capa caída. ahora, si no hacen “algo diferente”, no sirven:

cuando yo era pequeña teníamos el saco de la risa. el sonido era similar, pero se trataba de una cosa un tanto… estática.

en lugar de “pleo” yo tenía a “nina patina” (o algo así). se movía, se movía… y hasta más rápido que el dino… pero tampoco era lo mismo.

me da a mí en la nariz que algún que otro adulto también “se los pedirá”.

Anuncios