necesitamos:

– tela de fieltro roja
– un alambre para el rabo (no demasiado fino, para que aguante haciendo una curvatura
– espuma para el relleno (yo utilicé esponjas de baño de las más baratas cortadas en trocitos muy pequeños)
– goma fina transparente para sujetar los cuernos a la cabeza
– hilo, aguja, tijeras, tiza para marcar la tela…


demos rabo

dibujamos y cortamos:

– CUATRO patrones A
– DOS B
– DOS C
– UNO D

demos patrones
(son formas orientativas. no te las tomes al pie de la letra. tendrás que aplicarles las medidas que tú quieras que tengan)

los cuernos:

cosemos de dos en dos los patrones A por el borde que en la imagen aparece negro. les damos la vuelta sobre sí mismos para que las costuras queden escondidas y los rellenamos de espuma. luego, a cada cuerno le coseremos su respectiva base. los atravesamos con la goma transparente con la ayuda de una aguja:

demos cuernos

anudamos la goma con la medida de la cabeza y ya están listos.

el rabo:

cosemos entre sí los patrones C por la línea negra.
cosemos entre sí las dos líneas negras del patrón D.

damos la vuelta a ambos para que las costuras queden, de nuevo, hacia dentro. rellenamos la punta (C) de espuma y la cosemos al resto del rabo (D) dejando un pequeño huequito para el alambre. introducimos el alambre que llegará desde la raíz hasta la punta del rabo (en las puntas es mejor doblarlo y hacer un pequeño giro con él para que no puede pinchar) y rellenamos todo el trondo (D) de espuma.

cosemos el rabo a la ropa que vayamos a llevar y le damos forma para que no quede completamente vertical.

también se puede utilizar el mismo sistema para hacer orejas y rabos de animales: cerdito, mula, conejo, buey, león, gato, ratón … sólo hay que echarle un poco de imaginación.

Anuncios