página de referencia (en inglés).

en ocasiones necesitamos para nuestros disfraces prendas que incluyan capucha. qué pasa cuando tenemos la prenda perfecta, con el color perfecto… pero sin capucha? nos toca ponernos manos a la obra:

necesitamos tela, aguja, hilo, tiza para marcar tela, tijeras y cinta métrica.

el patrón no es complicado, y se puede variar según las necesidades de cada disfraz. puedes hacer la capucha más larga hacia atrás si quieres un disfraz de enano, más lagra hacia delante si quieres ponerle un cordón para ajustarla a la cara (útil cuando luego se le van a poner orejas de animales o similares), alargar la base para que tenga una pequeña capa cayendo por la espalda, …

así, dibujamos y cortamos dos patrones A (capucha) y uno B (base o capa). cosemos los dos A entre sí por la línea roja, derecho contra derecho (las partes del derecho de la tela, una contra otra, dejando el revés hacia fuera para que luego las costuras no se vean). luego, cosemos A y B por la línea azul.

sólo falta arreglar los bordes. podemos rematarlos con un dobladillo para evitar que quede la tela deshilachada hacia fuera. para inexpertos, aconsejo de nuevo el uso de una cinta de algodón doblándola a lo largo y cosiéndola en los límites de la tela, como aquí.

Anuncios