sí, esto de estar más días fuera de mi pueblo que en él (y por tanto, más tiempo lejos del ordenador) hace que, a la vuelta, todo lo que he ido acumulando y quiero decir ya esté dicho… por ejemplo, si una quiere hablar de la revista que sale los miércoles y es secuestrada los viernes, ya llega tarde.

tomaré la palabra a esas personas que se olvidan de felicitar los cumpleaños en el día adecuado y dejaré, mejor tarde que nunca, mi granito de arena:

salud y república.

Anuncios