aún a sabiendas de que tengo que renovar la “foto de familia“, no me resisto a dejar constancia de las últimas adquisiciones. las jornadas tierra de nadie fueron, como en otras ocasiones, una gran oportunidad para intercambiar con los mercaderes de la zona monedas por dados:

los azules escarchados eran tentadores

pero no fueron los únicos que me tentaron

no tengo fuerza de voluntad

ninguna, ninguna…

hasta encontré un dado-brújula

y me hicieron regalos 😀

el primero me lo hizo el caballero de camiseta blanca que aparece aquí (dioses, alguien me puede decir su nombre? jose antonio? jose algo? aishhhh, qué cabeza).

autoeditado: se llama xavier! gracias, xavier!! 😀

y el segundo fue donación de eban. :** gracias!

Anuncios