La creencia de que un zombi judío espacial que es su propio padre puede hacerte vivir para siempre si simbólicamente comes su carne y telepáticamente le dices que le aceptas como tu maestro, para que pueda eliminar el mal de tu alma que está presente en la humanidad porque una mujer-costilla fue convencida por una serpiente parlante para comer de un árbol mágico… sí… tiene mucho sentido.

visto en casa del desbarrador.

Anuncios