*el jefe me llama por la línea interna.

– sí?

– puedes venir un momento a mi despacho?

– sí.

* no sé por qué, siempre me impone esa situación. y eso que el jefe es un chico joven, muy agradable, de buenos modales y demás. pero me impone, yo que sé, será porque es “el jefe”.

– te voy a matar

(dioses, qué he hecho? repaso mental de los últimos trabajos que le he entregado, listado de posibles fallos, autocontrol para no sudar demasiado,… seguro que se puede arreglar).

con tanto trabajo gráfico.

(arf, arf, arf. susto)

Anuncios