hace cosa de mes y medio, un individuo sin cosas más interesantes que hacer (eso o un automatismo) decidió atacar este rincón para anunciar a bombo y platillo que el sahara era suyo. aham. bien, vale, gracias.

el caso es que una, que en ocasiones peca de exceso de prudencia y en otras de demasiada confianza, no tenía copias de seguridad más recientes que… de mayo de 2011. fantástico, hoyga.

… y aquí estamos, con un agujero negro negrísimo que se ha tragado lo (poco) que había escrito en estos casi dos años. como hay cosas que no quiero que caigan en el olvido, aprovecho para dejar una estela de recuerdo de lo que fue:

—> me toca dar de nuevo las gracias (muchas) a andrea (moonesia), xavi (fiber), xavier (xas), maría (lúa), javi (imladris), maría (shashka), laura (aluración), emilio (emi13) y julio (julio, tenemos que ponerte un mote) por los dados que dejaron caer en mis manos.

—> y qué de cosas pasaron. tardis ganó un concurso de belleza y ternura de royal canin (no, no sufrieron su carácter, sólo la vieron en foto, menos mal) cambié de estado civil (aunque aún no lo haya cambiado en el dni, ahora que lo pienso), acabé de pintar el equipo de ranas de emi, cambié de estado propio habiendo estado en estado y dejando de estarlo nueve meses y pico más tarde y acabé un máster del universo.

ahora, con menos tiempo que antes del “blackout” pero más que hace dos semanas (todavía daba coletazos el máster en aquel entonces) intentaré arreglar el alicatado de las paredes de ésta vuestra casa y hablaros de cuando en cuando de esas pequeñas cosas que, en ocasiones, suceden.

Anuncios